El Gobierno ya ha aprobado la nueva línea de ICO de 40.000 millones de euros, de los cuales 5.000 irán destinados a autónomos y pymes. 

Nadia Calviño, Ministra de Asuntos Económicos, compareció el pasado miércoles tras el Consejo de Ministros con el objetivo de anunciar que se ha dado luz verde a la nueva línea de avales ICO. Ésta está orientada a impulsar la inversión de pymes, autónomos y demás empresas. Se ha aprobado el primer tramo de 8.000 millones de euros, aunque la dotación total ascenderá a los 40.000 millones.

Dentro de este primer tramo de 8.000 millones de euros, unos 5.000 van a ir dirigidos a las nuevas inversiones de pymes y autónomos. Por otro lado, los 3.000 restantes se destinarán a dirigir operaciones por parte del resto de las empresas.

La ministra ha querido aclarar, además, que el aval público mantendrá la garantía sobre el 80% de las operaciones solicitadas por autónomos y pymes. También lo hará sobre el 70% de préstamos que acabe solicitando el resto de empresas. La cobertura total de estos avales durará 8 años como máximo. De este modo, se adaptará al mayor plazo de amortización de las inversiones.

Esta línea de avales es completamente diferentes a la que se aprobó por valor de 100.000 millones de euros. Ésta se habilitó tras el decreto de estado de alarma y buscaba impulsar las inversiones de autónomos y empresas para que pudieran continuar con su actividad.

El plan de recuperación

Por otro lado, la ministra ha dejado caer que la recuperación tendrá forma de una “V asimétrica”. En este sentido, se refiere a un informe elaborado por su departamento sobre la evolución de la situación económica donde concluye que el crecimiento se dará a partir de 2021. Éste, además, se dará de forma gradual, ya que se está teniendo en cuenta que los rebrotes durarán cierto tiempo.

En la otra cara de la moneda, Calviño ha recalcado que la marcha por la recuperación económica comenzó el 10 de marzo. En las próximas semanas se publicarán estadísticas de la evolución económica.

Todas estas medidas puestas en marcha por el Ejecutivo suponen un 20% del PIB. Por último, ha anunciado la aprobación de un Plan de Resiliencia cuyo objetivo es impulsar la modernización de la economía española.